Se agrava el problema de Shakira con sus Ex-empleados

 

la cantante vuelveShakira ha denunciado a dos miembros que formaban parte de su personal doméstico, Divier Hernández y Maritza de Ávila, por extorsión y difamación, ya que podrían haberla amenazado con entregar a la prensa unas imágenes comprometedoras en las que aparece junto a su novio, el futbolista Gerard Piqué. Sin embargo, José Agustín de Ávila ha defendido a su hija, ya que con todo este asunto su reputación también ha salido dañada…
 

 

la cantante vuelveShakira ha denunciado a dos miembros que formaban parte de su personal doméstico, Divier Hernández y Maritza de Ávila, por extorsión y difamación, ya que podrían haberla amenazado con entregar a la prensa unas imágenes comprometedoras en las que aparece junto a su novio, el futbolista Gerard Piqué. Sin embargo, José Agustín de Ávila ha defendido a su hija, ya que con todo este asunto su reputación también ha salido dañada.
 
 
«Shakira está calumniando a mi hija. Eso no es así, aquí en el pueblo eso ha ocasionado un montón de chismes, dijeron hasta que mi hija le robaba», declaró el padre de la exempleada.
 
De Ávila sostiene que Maritza fue despedida injustamente, ya que, según él, lo único que hizo fue protegerse de las demandas abusivas de la cantante al negarse a cocinarle un pollo en mitad de la noche.
 
«Yo le voy a decir lo que pasó: hace dos meses, en España, ellos tuvieron un problema porque Shakira le pidió a mi hija que le cocinara una carne a medianoche. Maritza le dijo que durante el día le pidiera todo lo que quisiera, pero que en la noche le respetara sus horas de descanso», añadió.
 
Maritza de Ávlia sirvió a la madre de Shakira, Nidia Ripoll, durante 14 años, y posteriormente a la artista durante 11 años más, por lo que solamente desea conseguir lo que le corresponde por sus años de labor mediante las denuncias que ha presentado tanto en España como en Colombia.
 
«Ya mi hija la demandó porque Shakira no quiere pagarle la liquidación como es», señaló.
 
No obstante, el representante legal de la colombiana, Ezequiel A. Camerini, desmintió recientemente las acusaciones de sus exempleados, ya que la colombiana es una persona «muy cuidadosa en las relaciones con sus empleados» y en el caso concreto de Divier Hernández y Maritza de Ávila, la artista «cuidaba de ellos más allá de su obligación como empleadora, incluyendo el cuidado y cariño hacia sus familiares», por lo cual mantiene que los hechos de que se le acusa «carecen de fundamento».